All news
|
Print
03 abril 2013 - Media release

El Director del Complejo Mundial de INTERPOL para la Innovación destaca en una reunión sobre seguridad la importancia de la cooperación internacional para combatir la ciberdelincuencia

SINGAPUR – La ciberdelincuencia representa una amenaza creciente para la seguridad mundial que solo se puede combatir mediante una respuesta coordinada de los organismos encargados de la aplicación de la ley y el sector privado, según declaró Noboru Nakatani, Director Ejecutivo del Complejo Mundial de INTERPOL para la Innovación, en una conferencia internacional sobre asuntos de seguridad y lucha contra el terrorismo.

En la ponencia que presentó con ocasión de la conferencia Global Security Asia 2013, celebrada en Singapur, Noboru Nakatani hizo hincapié en los peligros que plantean los delincuentes que explotan Internet y el ciberespacio para alcanzar sus objetivos, así como en los problemas a los que se enfrenta la policía para combatir eficazmente este fenómeno delictivo que trasciende las fronteras físicas y las jurisdicciones.

“La ciberdelincuencia constituye uno de los mayores peligros generalizados de nuestra época que se plantean a la seguridad. Se calcula que cada segundo catorce personas son víctimas de estos delitos, por lo que resulta fundamental que colaboremos para salvar los fallos que los ciberdelincuentes aprovechan para lograr sus intereses”, aseveró el Director Ejecutivo, citando al respecto las cifras de 2012 del informe sobre ciberdelincuencia elaborado por Norton.

INTERPOL pretende convertirse en líder y coordinador en materia de lucha contra la ciberdelincuencia gracias a la creación de su Complejo Mundial para la Innovación, un centro de investigación y desarrollo de vanguardia que abrirá sus puertas en Singapur en 2014. Concretamente, su Centro contra la Delincuencia Digital ayudará a la policía en su labor de lucha contra la ciberdelincuencia y otros delitos incipientes.

El Sr. Nakatani subrayó la importante función que está llamado a desempeñar el Complejo Mundial para mejorar la seguridad mundial, desarrollando nuevos instrumentos para las fuerzas del orden e impulsando la capacidad de la policía en todo el mundo con miras a combatir con eficacia la ciberdelincuencia.

“Hay un desfase entre las nuevas prácticas y tecnologías que adoptan los delincuentes y las capacidades técnicas que desarrollan las fuerzas del orden para combatirlas, debido a las limitaciones presupuestarias y burocráticas que sufren estas últimas”, declaró el Sr. Nakatani. “Por ello, es preciso reforzar esas capacidades técnicas en la era digital, especialmente en los países en vías de desarrollo”.

Añadió asimismo que una respuesta contundente de las fuerzas del orden no basta para tomar la delantera a los delincuentes. La cooperación estrecha entre todos los sectores afectados, incluido el ámbito académico y las empresas privadas, resulta crucial para elaborar una verdadera estrategia mundial en materia de ciberseguridad.

“La cooperación internacional es quizás el único requisito de máxima importancia para mejorar la ciberseguridad. Al tratarse de un problema mundial, es preciso aplicar soluciones a esta escala basadas en valores universales”.

“INTERPOL considera que debemos aprovechar Internet y reforzar activamente la ciberseguridad para proporcionar a los ciudadanos un entorno en el que puedan llevar a cabo sus vidas virtuales en condiciones de seguridad”, concluyó el Sr. Nakatani.

La conferencia Global Security Asia 2013 reúne a representantes de los ámbitos gubernamental, militar y académico, así como del sector privado, para tratar los delitos que plantea el terrorismo internacional y las soluciones de vanguardia encaminadas a luchar contra ellos.