All news
|
Print
02 agosto 2013

Estrategia de INTERPOL para ayudar a Libia a recuperar miles de millones robados por Gadafi y su camarilla

Organismos encargados de la aplicación de la ley, entidades privadas y particulares envían regularmente a INTERPOL, a petición de esta organización o de forma espontánea, información sobre delitos de todo tipo.

Toda la información recibida se examina, se investiga, o se remite a las Oficinas Centrales Nacionales de los países miembros interesados. Gracias a la información aportada por los ciudadanos en respuesta a un llamamiento de INTERPOL, dos delincuentes que abusaban de menores, desconocidos  hasta ese momento, fueron identificados, detenidos y condenados por la justicia.

El Secretario General de INTERPOL, Ronald Noble, tiene un abogado particular que el año pasado le comunicó los nombres de una serie de países, bancos y titulares de cuentas bancarias, así como el importe de la suma que tenían dichas cuentas, y su supuesto origen: más de 100.000 millones de USD presuntamente malversados por Gadafi y su entorno más cercano.  El nombre de la fuente de esta información no ha sido comunicado a Ronald Noble ni a ninguna otra persona que trabaje en la sede de la Secretaría General de INTERPOL. La especificidad de la información proporcionada ha brindado a INTERPOL la oportunidad de establecer una estrategia para su verificación.

Desde ese momento, INTERPOL se ha dedicado a reunir a las partes interesadas para crear una estrategia coherente y eficaz, y para determinar la validez de la información sin correr el riesgo de que los fondos en cuestión desaparezcan.

De conformidad con las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, la Oficina de Asuntos Jurídicos de INTERPOL ha concebido un marco para la creación de un grupo de INTERPOL especializado. Este grupo permitirá a los países miembros interesados y a otros participantes coordinar mejor sus actividades desde una perspectiva policial, respetando las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas pertinentes. También proporcionará a la administración Libia un punto de contacto para determinar la credibilidad de la información acerca de la posible ubicación de los activos robados.

Una vez creado y refrendado por la administración libia, el grupo de INTERPOL especializado animará a los abogados, los empleados de banca, o las personas que puedan tener información fiable sobre el paradero de los activos libios robados a que le comuniquen dicha información.

La función de INTERPOL consiste en agilizar la labor de la policía y de otras entidades para ayudar a los ciudadanos libios a recuperar en la mayor medida posible los haberes malversados por Gadafi, dentro del marco jurídico establecido por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y el Gobierno de Libia. INTERPOL no ha buscado ni buscará ningún tipo de recompensa económica por estos esfuerzos.