All news
|
Print
24 octubre 2012

La USAID financia una campaña de protección de los tigres salvajes dirigida por INTERPOL, en apoyo de la red sudasiática de protección de especies silvestres

TIMBU (Bután) – La Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) va a proporcionar una suma suplementaria de 719.000 USD para financiar el proyecto PREDATOR de INTERPOL, con miras a prestar apoyo a la red de Asia meridional encargada de la aplicación de la ley para la protección de la fauna y la flora silvestres (SAWEN, por sus siglas en inglés) en sus actividades de protección de los tigres en estado salvaje.

La noticia fue anunciada por la embajadora de Estados Unidos en la India y Bután, Nancy Powell, en la 2a Conferencia Ministerial Asiática sobre Conservación del Tigre, coorganizada por el Gobierno de Bután y la Global Tiger Initiative (iniciativa mundial para la conservación del tigre).

A la reunión, de cuatro días de duración (del 21 al 24 de octubre), han acudido ministros de los trece países que disponen de poblaciones de tigres en estado salvaje, que en 2010 ya respaldaron colectivamente en Rusia la Declaración de San Petersburgo sobre la Conservación del Tigre y el Programa Mundial para la Recuperación del Tigre. La conferencia se centrará en los logros fundamentales alcanzados en la aplicación de la estrategia para doce años, y asimismo ofrecerá orientación para mantener el impulso actual y garantizar el apoyo de las altas instancias políticas.

“La protección de nuestros recursos naturales biológicos, especialmente las especies en peligro de extinción, se ha convertido en un problema que afecta cada vez más a la seguridad de los países, debido al enorme incremento del tráfico internacional de especies de fauna y flora silvestres. Debemos reconocer que los delitos contra las especies silvestres son una forma grave de delincuencia que menoscaba el buen gobierno y el Estado de derecho”, señaló la embajadora estadounidense.

El proyecto PREDATOR es una iniciativa de INTERPOL cuyo objetivo es ayudar a los países a garantizar la gobernanza y el imperio de la ley en el ámbito de la conservación de los tigres en estado salvaje. Para ello se recaba el apoyo estatal, mediante la celebración de seminarios de alto nivel para funcionarios de policía, aduanas y de los organismos encargados de la protección de la fauna y flora silvestres, y fomentando prácticas de aplicación de la ley modernas y basadas en información estratégica.

El jefe del Programa de INTERPOL sobre Delitos contra el Medio Ambiente, David Higgins, declaró lo siguiente: “Este apoyo financiero suplementario aportado por la USAID servirá para que las redes mundiales y regionales de INTERPOL, integradas por servicios policiales y otros organismos nacionales encargados de la aplicación de la ley, puedan ayudar a los países con poblaciones de tigres en estado salvaje a luchar tanto contra la caza furtiva de ejemplares de esta especie, y el comercio ilícito de partes de tigre y productos derivados, como contra los delincuentes que tratan de socavar las iniciativas de conservación de esta especie emblemática”.

Mary Melnyk, Asesora Principal del departamento de Gestión de Recursos Naturales para Asia y Oriente Próximo de la USAID, añadió que “la USAID apoya a INTERPOL no solo por su red internacional y sus sistemas de comunicación para la localización de delincuentes, sino también con el objeto de fomentar una mayor participación de la policía en la represión de los delitos contra la fauna y la flora silvestres”.

En 2011 la USAID aportó 600.000 USD para la puesta en marcha del proyecto PREDATOR, que en este último año ha permitido prestar asistencia a Bután, China, India y Nepal, y ha conducido a cerca de cuarenta detenciones y al decomiso de pieles y otras partes del cuerpo de grandes felinos, así como de otros productos derivados de animales salvajes.