All news
|
Print
02 julio 2008 - Media release

Tailandia responde al llamamiento de INTERPOL, que solicitó instalaciones suplementarias para la gestión de la catástrofe provocada por el accidente de transbordador ocurrido en Filipinas

BANGKOK (Tailandia) – En respuesta a la petición de ayuda internacional formulada por INTERPOL en relación con las actividades que se están llevando a cabo en Cebú (Filipinas) para la identificación de las víctimas del accidente de transbordador, Tailandia ha aceptado aportar su apoyo a tales actividades.

Además de destacar a un equipo de especialistas en identificación de víctimas de catástrofes (IVC), las autoridades tailandesas han prometido que enviarán cinco contenedores refrigerados, material que resulta indispensable para garantizar una conservación adecuada de los restos mortales de las víctimas de la tragedia ocurrida el 21 de junio, en espera de su identificación.

INTERPOL está desempeñando una función esencial sobre el terreno al apoyar y coordinar las actividades que están realizando las autoridades de Filipinas para identificar a las casi 800 personas que perecieron al paso del tifón Frank. A petición del Gobierno filipino, INTERPOL ha enviado una unidad de gestión de crisis, que llegó a la ciudad de Cebú el 29 de junio.

El Secretario General de INTERPOL, Ronald Noble, que se encuentra de visita en la región, elogió a las autoridades tailandesas por su inestimable ayuda.

"Apreciamos mucho la rápida y decidida respuesta del Gobierno de Tailandia y de la Real Policía tailandesa al llamamiento de INTERPOL,” declaró el Secretario General.

“Esperábamos tal respuesta de las empresas afincadas en Filipinas, pero, al no cumplirse esta expectativa, INTERPOL apeló inmediatamente a la ayuda de sus colegas de la policía tailandesa, y obtuvo de modo inmediato una respuesta positiva.”

“Ahora necesitamos que una compañía naviera se ofrezca para transportar dichos contenedores con urgencia a la ciudad de Cebú, en la que estamos coordinando las actividades de IVC con las autoridades filipinas,” añadió el Sr. Noble. “La necesidad de llevar estos y otros contenedores refrigerados a su destino lo antes posible es tanto más imperiosa cuanto se siguen recibiendo en la ciudad de Cebú nuevos cadáveres recién descubiertos.”

El Secretario General hizo hincapié en que las horas y los días consecutivos a este tipo de catástrofes eran esenciales para la recuperación e identificación de las víctimas, y en que esperaba que las medidas adoptadas por Tailandia al respecto sirvieran de ejemplo a otros países.

La necesidad más imperiosa para los equipos de IVC que trabajan sobre el terreno es la instalación de depósitos temporales de cadáveres, equipados para efectuar exámenes post mortem, de conformidad con las buenas prácticas y los protocolos internacionales, y con las directrices de INTERPOL en materia de IVC, que gozan de reconocimiento internacional.

La unidad de gestión de crisis de INTERPOL, que está compuesta por especialistas en IVC y por un representante de la Comisión Internacional sobre Personas Desaparecidas (International Commission on Missing Persons, ICMP), está trabajando directamente en el marco del dispositivo montado en la ciudad de Cebú por la Oficina Nacional de Investigaciones de Filipinas con vistas a la identificación de las víctimas.