All news
|
Print
07 marzo 2013 - Media release

El refuerzo de la seguridad fronteriza, eje de la visita a INTERPOL del jefe de la Policía croata

LYON (Francia) – En el curso de una visita realizada hoy a la sede de la Secretaría General de INTERPOL, el Director General de la Policía croata, Vlado Dominić, reafirmó el compromiso de su país con la cooperación policial internacional, en particular mediante un mayor uso de las herramientas y redes mundiales de INTERPOL con miras a proteger las fronteras de Croacia y de la Unión Europea.

Croacia es uno de los miembros más activos de la organización policial más grande del mundo, por lo que las reuniones con el Secretario General de INTERPOL, Ronald Noble, y otros altos funcionarios de esta organización internacional se centraron en la manera en que los organismos encargados de la aplicación de la ley croatas pueden intensificar aún más a escala nacional el intercambio de datos procedentes de INTERPOL, a fin de garantizar que Croacia siga siendo uno de los países más seguros para sus ciudadanos, sus empresas y los turistas que lo visitan.

Croacia ha efectuado más búsquedas en la base de datos sobre vehículos de motor robados que ningún otro país miembro de INTERPOL, consultándola casi dos veces más que el segundo usuario más frecuente. Además, el país ocupa el segundo lugar en cuanto al número de búsquedas realizadas en la base de datos nominales y al número de perfiles aportados a la base de datos sobre ADN.

Vlado Dominić hizo hincapié en que las actividades de su país en los ámbitos de la lucha contra la delincuencia organizada, las investigaciones sobre prófugos y la prevención del terrorismo demuestran el valor de la colaboración internacional entre las fuerzas del orden, así como la utilidad de las herramientas y servicios de INTERPOL.

“Una vez que Croacia ingrese en la Unión Europea y disponga de acceso a la red de Schengen y a los datos policiales conexos, podremos verificar aún más información, tanto en nuestras propias bases de datos como en las de INTERPOL. Solo mediante un constante intercambio de información a escala internacional, podremos mantener nuestro país, la Unión Europea y el mundo entero a salvo de las formas graves de delincuencia internacional”, declaró el Director General de la Policía croata.

“Hemos mantenido una constante colaboración con INTERPOL con miras a aportar soluciones innovadoras en materia policial, y estamos orgullosos de ser uno de los primeros países en apoyar la creación por parte de INTERPOL de una base de datos sobre embarcaciones robadas, cuya importancia es considerable para un país como el nuestro, dotado de un extenso litoral que frecuentan tan diversos tipos de embarcaciones”, añadió Dominić.

El Secretario General de INTERPOL acogió con satisfacción la visita del Director General de la Policía croata, por considerarla una oportunidad para determinar ámbitos en los que poder seguir colaborando e innovando.

“Durante todos sus años de colaboración con INTERPOL, Croacia ha demostrado un fuerte liderazgo, ayudando a esta organización policial a poner soluciones innovadoras en manos de los funcionarios de sus organismos encargados de la aplicación de la ley. Asimismo, siempre ha respondido con rapidez y eficacia a las solicitudes de asistencia policial internacional”, señaló el jefe de INTERPOL.

Ronald Noble recordó el caso de Morgan Schreurs –un ciudadano neerlandés buscado en Bélgica por asesinato y objeto de una notificación roja de INTERPOL, que fue detenido por la policía de Croacia en junio de 2012 gracias a la información aportada por un ciudadano desde Irlanda–, declarando que se trataba de “un excelente ejemplo de los éxitos que se pueden alcanzar mediante una cooperación policial rápida y eficaz”.

Decididas a combatir el amaño de partidos en el fútbol, las autoridades croatas iniciaron una investigación a gran escala sobre la corrupción entre los jugadores del país. En 2010 se juzgó a 21 personas relacionadas con este deporte; entre las personas condenadas figuraban el futbolista Mario Cizmek, al que se impuso una pena de 10 años de privación de libertad, y el ex entrenador Vinko Saka, que fue condenado a un año de privación de libertad y a la devolución de 58.000 USD, y que aún tiene pendiente en Italia un posible proceso por amaño de partidos. Entre otros haberes decomisados a raíz de la investigación, la policía se incautó de 184.000 EUR en efectivo y dos apartamentos.

Vlado Dominić vino acompañado de Dalibor Jurić, Jefe de la Sección de Apoyo de la Dirección de Policía Criminal y ex jefe de la Oficina Central Nacional de INTERPOL en Zagreb.