All news
|
Print
15 diciembre 2012 - Media release

Las fuerzas del orden desempeñan un papel esencial en la seguridad nuclear, declara el jefe de INTERPOL en la conferencia ministerial de Fukushima

KORIYAMA (Japón) – El Secretario General de INTERPOL, Ronald Noble, ha hecho hincapié en la función primordial de los organismos encargados de la aplicación de la ley para prestar apoyo a los responsables de la seguridad nuclear, en la estela del accidente nuclear que tuvo lugar en Fukushima a raíz de un tsunami en marzo de 2011.

Dirigiéndose a los participantes en la Conferencia Ministerial sobre Seguridad Nuclear celebrada en Fukushima del 15 al 17 de diciembre, Ronald Noble afirmó que lo que se aprende de los accidentes nucleares graves como los que se produjeron en Fukushima o Chernóbil (1986) es que las fuerzas del orden deben desempeñar una función esencial ayudando a la preparación frente a emergencias y a la actuación en momentos de crisis, proporcionando capacitación y favoreciendo el intercambio de información.

Los reunidos, entre los que además del Ministro de Asuntos Exteriores de Japón, Koichiro Gemba, y el Director General del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Yukiya Amano, se encontraban representantes de 116 países, 10 organizaciones internacionales y 5 asociaciones, fueron informados de que las fuerzas del orden tienen un papel evidente en la prevención de los atentados terroristas contra instalaciones nucleares.

El Secretario General de INTERPOL afirmó que únicamente el año pasado, con la ayuda de socios esenciales como la OIEA, la organización que dirige, mediante su programa de prevención del terrorismo radiológico y nuclear, impartió cursos sobre la actuación en el lugar en que se ha cometido un delito radiológico y sobre la gestión de catástrofes a los que asistieron 170 funcionarios de más de 40 países.

A este respecto, la comunicación policial rápida y protegida constituye una de las prioridades estratégicas de INTERPOL, que cuenta con una red de comunicaciones puntera, denominada I-24/7, que solo en 2011 permitió el intercambio en cuestión de segundos de casi 17 millones de mensajes entre las policías de todo el mundo.

Ronald Noble declaró que el plan de seguridad nuclear de la OIEA cuenta con el apoyo total de INTERPOL, dado que sus objetivos son la preparación frente a emergencias, la capacitación, la comunicación y la difusión de información, que son los elementos esenciales de un programa de trabajo que sirva para reforzar las estructuras de seguridad nuclear de todo el mundo.

Recordó que a las 48 horas del terremoto producido en la región de Tohoku que afectó a Fukushima, INTERPOL envió una unidad de gestión de crisis para ayudar a identificar a las víctimas de la catástrofe, y afirmó: “INTERPOL reitera su compromiso de ayudar a los todos países y a sus policías a estar preparados frente a los problemas que puedan surgir, y entre ellos uno que esperamos no llegue a producirse nunca, que llegará el día en que una persona sola pase una frontera para activar un dispositivo nuclear o radiológico y segar todas las vidas inocentes que pueda."

“Ese día sabremos definitivamente si hemos aprendido de la historia pasada", advirtió el jefe de INTERPOL.

Ronald Noble había rendido homenaje poco antes a los agentes de la policía nacional de Japón y de la prefectura de Fukushima que habían prestado su colaboración para enfriar las piscinas de combustible empobrecido de la planta Daiichi de Fukushima, identificar los cadáveres que se encontraban en las zonas más afectadas por la catástrofe y ayudar en las labores de evacuación.

  • Statement by Ronald K. Noble, INTERPOL Secretary General