All news
|
Print
11 junio 2012 - Media release

La lucha de Italia contra la mafia es un modelo para combatir la delincuencia organizada transnacional, declara el jefe de INTERPOL en una reunión celebrada en Palermo

PALERMO (Italia) ‒ El Secretario General de INTERPOL, Ronald Noble, declaró que las iniciativas mundiales contra la delincuencia organizada transnacional pueden inspirarse en la eficaz cooperación policial internacional y la determinación nacional que sustentan la lucha actual de Italia contra la mafia.

En su intervención en el marco de la 3a reunión de expertos vinculados al proyecto de elaboración de un compendio de jurisprudencia sobre la delincuencia organizada (celebrada del 11 al 13 de junio), el Secretario General señaló que esta iniciativa constituía un importante “juego de herramientas” que ayudaba a los países a aplicar la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional, firmada en Palermo en 2000, ya que les proporcionaba toda una serie de buenas prácticas fundamentales en relación con las técnicas de investigación y enjuiciamiento, y con la cooperación entre las fuerzas del orden.

En el transcurso de la reunión, a la que asistieron Renato Schifani, Presidente del Senado italiano, Anna Maria Cancellieri, Ministra del Interior italiana, Francesco Cascio, Presidente de la Asamblea Regional de Sicilia, el Prefecto Antonio Manganelli, jefe de la Policía de Estado italiana y Director General de Seguridad Pública de Italia, John Sandage, Director en la Organización de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD), y diversos miembros del Grupo de Expertos, Ronald Noble rindió homenaje a los jueces Giovanni Falcone y Paolo Borsellino, así como a los ocho funcionarios de policía italianos y a la esposa de Giovanni Falcone, Francesca Morvillo, que perdieron la vida en los atentados perpetrados en Palermo hace 20 años por la Cosa Nostra.

Recordando a las decenas de miles de personas con cargos públicos ‒ministros, diputados, funcionarios de policía y jueces‒, pero también periodistas, escritores, profesores e incontables ciudadanos de a pie, que han tenido la valentía de alzarse contra la Mafia, el máximo dirigente de INTERPOL declaró lo siguiente: “Al demostrar que tanto sus instituciones como su pueblo se oponen al unísono a la Mafia, Italia se está convirtiendo en un ejemplo para el mundo sobre la manera de luchar contra la delincuencia organizada.”

El Sr. Noble ha recordado a Felicia Impastato, que dedicó su vida con éxito a llevar ante los tribunales a los asesinos de su hijo, así como la visita del Presidente Napolitano a Sicilia, este año, para celebrar un funeral de Estado en honor de Placido Rizzotto, un dirigente sindical que fue asesinado en 1948 por la Cosa Nostra, pero cuyo cadáver solo pudo ser identificado recientemente.

El jefe de INTERPOL afirmó que, además de las instituciones y las personas, la cooperación entre los organismos encargados de la aplicación de la ley y las autoridades judiciales a escala internacional son igualmente esenciales para combatir con éxito la delincuencia organizada, y que esto es precisamente lo que INTERPOL aspira a conseguir dentro de la comunidad internacional de las fuerzas del orden.

El Prefecto Manganelli subrayó la importancia de la cooperación entre los 190 países miembros de INTERPOL y declaró que la colaboración de Italia con INTERPOL había sido “especialmente estrecha” tras los asesinatos de los jueces Italianos.

“La lucha actual contra la delincuencia organizada implica no solo la detención de delincuentes, sino también el decomiso de sus haberes, y en este ámbito la red mundial de INTERPOL ha ofrecido un sólido apoyo a Italia. Tan solo en 2011, Italia confiscó propiedades, dinero y otros haberes pertenecientes a la Mafia valorados en unos nueve mil millones de euros. A este respecto, será un orgullo para Italia que el compendio de jurisprudencia se convierta en un instrumento de inestimable valor para la comunidad mundial de las fuerzas del orden”, añadió el Sr. Manganelli.

Por su parte, Ronald Noble mencionó cómo recientemente INTERPOL había contribuido a la detención de uno de los delincuentes más buscados de Italia, Vito Roberto Palazzolo, que había sido condenado en Palermo a nueve años de privación de libertad por connivencia externa con la Mafia. Palazzolo, que era objeto de una notificación roja de INTERPOL (aviso sobre personas buscadas a escala internacional), fue detenido el 30 de marzo del corriente en Bangkok por las autoridades tailandesas, con la ayuda de la Subdirección de INTERPOL de Apoyo a las Investigaciones sobre Prófugos y la Policía de Estado italiana.

“Felicito al Prefecto Manganelli por el liderazgo y la dedicación que ha demostrado a lo largo de los años, mediante su colaboración con INTERPOL y con un sinfín de organismos encargados de la aplicación de la ley del mundo entero con miras a combatir la delincuencia organizada transnacional. Es una suerte para Italia y para la comunidad internacional de las fuerzas del orden poder contar con un profesional de tanto talento y dedicación”, declaró el jefe de INTERPOL.

El proyecto de elaboración de un compendio de jurisprudencia sobre la delincuencia organizada se puso en marcha en 2010, en el décimo aniversario de la Convención de Palermo, bajo la dirección de Italia, de Colombia –cuya determinación para combatir a las guerrillas armadas recibió los elogios del Sr. Noble en el curso de la reunión– y de la ONUDD, y con el apoyo de INTERPOL.