All news
|
Print
15 abril 2011 - Media release

La búsqueda de prófugos internacionales emprendida por INTERPOL da lugar a numerosas detenciones en toda Sudamérica

BUENOS AIRES (Argentina) – Una operación de INTERPOL dirigida contra 207 prófugos en principio escondidos en Sudamérica, buscados a escala internacional por delitos graves como asesinato, secuestro, delincuencia organizada y delitos sexuales contra menores, ha dado lugar a detenciones en todo el continente y al hallazgo de nuevas pistas de investigación sobre casi una cuarta parte de las personas buscadas.

La información obtenida a raíz de un llamamiento de ayuda dirigido al público el lunes 11 de abril permitió detener a 13 personas, con lo que en menos de un mes ya son 34 las personas detenidas o localizadas en el marco de la operación INFRA-SA (acrónimo en inglés de “redadas contra prófugos a escala internacional en Sudamérica”).

Cabe señalar que se ha recibido información sobre el posible paradero de casi una cuarta parte de los prófugos, entre ellos 6 de los 20 más buscados en el llamamiento público.

“La respuesta del público a esta operación ha sido muy positiva. Animamos a quien disponga de datos sobre alguno de estos prófugos a que nos la comunique; puede estar seguro de que su información será tratada de manera confidencial”, afirmó Stefano Carvelli, Subdirector de INTERPOL de Apoyo a las Investigaciones sobre Prófugos, la subdirección encargada de coordinar la operación INFRA-SA.

“Seguiremos colaborando con todos los países miembros para localizar y detener no solo a las personas buscadas en el marco de la operación INFRA-SA, sino a todos los delincuentes buscados a escala internacional que creen que pueden eludir la acción de la justicia”, añadió el Sr. Carvelli.

En esta operación, iniciada el 14 de marzo desde la Oficina Regional de INTERPOL sita en Buenos Aires, investigadores procedentes de los 34 países participantes colaboran entre sí para intercambiarse directamente información sobre los presuntos delincuentes. Numerosos organismos encargados de la aplicación de la ley en todo el mundo han prestado su apoyo a la operación facilitando datos a través de sus Oficinas Centrales Nacionales (OCN), coordinadas por el equipo encargado del proyecto INFRA-SA.

“Los buenos resultados de esta operación residen en el número de detenciones practicadas, pero también en la estrecha cooperación que se ha dado y en la gran ayuda que los países y los funcionarios participantes se han prestado entre sí”, declaró Vanessa Gonçalves Leite de Souza, coordinadora del proyecto INFRA-SA.

“También es importante el mensaje que hemos hecho llegar claramente a todos los prófugos, y no solo a los buscados en el marco de esta operación: que INTERPOL y todos sus países miembros seguirán buscándolos para ponerlos en manos de la justicia, donde quiera que se encuentren e independientemente del tiempo que hayan pasado huidos”.

En la fase final de la operación, que dará fin el 3 de junio, los funcionarios de la Oficina Regional, de la sede de la Secretaría General, sita en Lyon (Francia), y de las OCN participantes analizarán y evaluarán cuidadosamente la información obtenida a fin de velar por que se sigan todas las pistas de investigación. 

Cualquier persona que disponga de información sobre los prófugos buscados en el marco de esta operación, o de cualquier otra persona buscada a escala internacional, puede enviar un e-mail a la Unidad de INTERPOL de Apoyo a las Investigaciones sobre Prófugos.

La operación INFRA-SA cuenta con el apoyo de las autoridades de Canadá y Estados Unidos, y con la participación de Albania, Alemania, Argentina, Australia, Austria, Belarrús, Bélgica, Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Croacia, Dinamarca, Ecuador, Egipto, España, Estados Unidos, Finlandia, Francia, Grecia, Indonesia, Irlanda, Italia, Países Bajos, Paraguay, Perú, Polonia, República Checa, Rumania, Rusia, Ucrania, Uruguay y Venezuela.