All news
|
Print
13 abril 2011 - Media release

Una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU destaca el papel de INTERPOL para garantizar el procesamiento de los culpables de piratería marítima

NUEVA YORK (Estados Unidos) – El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas ha aprobado una resolución que tiene por objeto impulsar la lucha contra la piratería marítima frente a las costas de Somalia, instando para ello a todos los países miembros a cooperar con INTERPOL con miras a garantizar la persecución penal de los autores de estos delitos.

La resolución 1976 (2011) es la segunda aprobada por el Consejo de Seguridad en los últimos seis meses en la que se hace hincapié en la importancia de la colaboración con INTERPOL para intensificar los esfuerzos encaminados a combatir con eficacia la piratería marítima.

Entre los aspectos fundamentales que destaca la resolución figura la necesidad de que los países miembros tipifiquen la piratería como delito en sus leyes nacionales e investiguen y procesen a las personas que de forma ilícita financien, planifiquen y organicen los ataques frente a las costas de Somalia, o se beneficien ilegalmente de ellos. Asimismo, se subraya la importancia de recopilar, conservar y transmitir, bajo la orientación de INTERPOL, pruebas de actos de piratería y robo a mano armada cometidos en el mar.  

Esta resolución, aprobada el pasado lunes, fue acogida con satisfacción por el Secretario General de INTERPOL, Ronald Noble, quien la considera como un paso importante para que la comunidad internacional pueda enfrentarse con más eficacia al problema de la piratería marítima y para poner a las personas implicadas en manos de la justicia.

“Velar por que las pruebas se recopilen, se traten y se conserven adecuadamente es la parte más importante de cualquier investigación, y cobra una importancia aún mayor en los casos de piratería marítima, en que la investigación se centra no solo en los distintos delincuentes que actúan en alta mar, sino también en los que operan desde las organizaciones delictivas”, afirmó el Sr. Noble.

“Esta resolución, que el Consejo de Seguridad de la ONU ha aprobado por unanimidad, viene a sumarse a las medidas aprobadas anteriormente por este órgano y es una clara señal de que los países miembros necesitan asegurarse de que se han sentado los fundamentos, y de que trabajan con profesionales de las fuerzas del orden como INTERPOL para poner a los delincuentes en manos de la justicia. Estamos deseosos de prestar todo el apoyo que sea necesario para hacerlo realidad”, concluyó el dirigente máximo de INTERPOL.

INTERPOL está entregada desde hace largo tiempo a la lucha contra la piratería marítima, y en febrero de este año puso en marcha un proyecto destinado a facilitar formación y equipos básicos para el personal encargado de la aplicación de la ley de los países de África Oriental, proyecto para cuya realización cuenta con una financiación de 1.600.000 EUR procedente de la Comisión Europea.  

En noviembre de 2010 el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas aprobó por unanimidad una resolución por la que “insta a los Estados a que, en cooperación con la INTERPOL y la Europol, sigan investigando las redes delictivas internacionales implicadas en la piratería frente a las costas de Somalia, incluidas las responsables de su financiación y facilitación ilícitas”.