All news
|
Print
11 julio 2007 - Media release

Con la conexión de Somalia se completa la red del sistema de comunicación I-24/7

LYON (Francia) – Somalia se ha conectado de manera satisfactoria al sistema mundial de comunicación policial protegida de INTERPOL, I-24/7, con lo que se cubre un vacío importante para la labor policial transfronteriza en África Oriental y en todo el mundo, puesto que ahora todos y cada uno de los 186 países miembros de INTERPOL se encuentran conectados al sistema.

Tras meses de preparación por parte de INTERPOL y las autoridades somalíes, el 10 de julio a las 07.00 horas GMT se efectuó la conexión de la Oficina Central Nacional (OCN) de Mogadiscio. Se espera que esta nueva conexión dé un impulso importante al trabajo de los funcionarios encargados de la aplicación de la ley de la región para poner freno a delitos como la trata de personas, el robo de vehículos de motor, el tráfico de drogas y el de armas pequeñas y ligeras.

El Secretario General de INTERPOL, Ronald Noble, declaró que la Organización era consciente de que conectar a todos los países al sistema no iba a ser fácil, pero también sabía que el mundo no se podía permitir ni siquiera que un país careciese de la posibilidad de intercambiar información policial imprescindible y cooperar con otros países en investigaciones transnacionales.

Y añadió que el sistema I-24/7 es único en su género dentro de la comunidad internacional de los organismos encargados de la aplicación de la ley, porque permite a todas las Oficinas Centrales Nacionales de los 186 países de la Organización acceder directamente a las numerosas bases de datos policiales gestionadas por INTERPOL y proporciona un entorno altamente protegido para intercambiar información de manera rápida.

Desde la creación del sistema en 2003 la prioridad de INTERPOL fue lograr la conexión de todos sus países miembros, por lo que la Organización se embarcó en un ambicioso proyecto de cuatro años cuyo objetivo era conectar a todos los países sin tener en cuenta consideraciones técnicas y financieras.

El primer país que se conectó al sistema I-24/7 fue Canadá, en 2003, e INTERPOL siguió desarrollando soluciones innovadoras para superar los retos en materia de infraestructuras y comunicaciones que se le presentaban en las diferentes regiones. La mayoría de los países africanos se conectaron por satélite en 2004.

Actualmente, con todos los países conectados al sistema I-24/7, INTERPOL está trabajando en nuevas funciones y servicios que aumenten el valor de la red para los organismos encargados de la aplicación de la ley. Una de las principales iniciativas es la ampliación del acceso al sistema más allá de las OCN para permitir a los funcionarios de primera línea destacados en servicios estratégicos como los de aduanas o inmigración el acceso a las bases de datos de INTERPOL sobre documentos de viaje robados y perdidos, y sobre personas buscadas.

Otras innovaciones, como el acceso a la red a través de un teléfono móvil o un ordenador portátil que se está poniendo a prueba actualmente en Croacia, permitirán que la información de INTERPOL esté disponible allá donde más se necesite.

El Sr. Noble afirmó que INTERPOL seguirá reforzando el sistema para hacer frente al reto cada vez más importante para los funcionarios policiales de mantener la seguridad de sus fronteras nacionales, y para ayudarles a ir un paso por delante de los terroristas y delincuentes peligrosos.