All news
|
Print
17 septiembre 2012 - Media release

El papel esencial de Asia en la seguridad mundial, eje de la reunión de INTERPOL en Jordania

AMMÁN (Jordania) – La 21a Conferencia Regional Asiática de INTERPOL, a la que asisten altos funcionarios de los organismos encargados de la aplicación de la ley de Asia, el Pacífico Sur y Oriente Próximo, se centra en la adopción de medidas policiales colectivas y en la mejora de la capacidad de las fuerzas del orden para combatir la delincuencia, en el marco de los esfuerzos encaminados a reforzar la seguridad regional e internacional.

La reunión, de tres días de duración (del 17 al 19 de septiembre), que gira en torno al tema “Iniciativas innovadoras y cooperación de los organismos encargados de la aplicación de la ley de Asia por un mundo más seguro” y cuenta con la participación de 150 delegados de unos 40 países, tratará entre otros asuntos el terrorismo, la ciberdelincuencia, la trata de personas, la integridad en el deporte, la piratería marítima, el tráfico de productos ilícitos, los delitos farmacológicos y la seguridad medioambiental.

En su discurso de apertura de la conferencia, el Director General de la Dirección de Seguridad Pública de Jordania, el General Hussein Hazza Majali, declaró: “Jordania está comprometida con los valores y la misión de INTERPOL, que proporciona un vínculo esencial entre Asia y el resto del mundo. Los problemas de seguridad a los que se enfrentan hoy los países requieren la cooperación y la coordinación de todos ellos para dotarlos de mayor fortaleza”.

El brigadier Ibrahim Abu Shweima, Jefe de la Oficina Central Nacional (OCN) de INTERPOL en Ammán, señaló que en la conferencia se estudiará el panorama de la seguridad, en rápida evolución, y destacó “el importante papel que desempeña Jordania en la formación y capacitación de los organismos encargados de la aplicación de la ley de la región”.

El Presidente de INTEPOL, Khoo Boon Hui, subrayó el fundamental liderazgo histórico ejercido por Asia en el desarrollo de conocimientos especializados y su difusión al resto del mundo.

“Habida cuenta de que más de la mitad de la población mundial reside en Asia, la región ofrece enormes posibilidades a gentes emprendedoras y de espíritu innovador. Lamentablemente, eso también se aplica a las organizaciones delictivas, que encuentran en Asia un terreno fértil donde llevar a cabo sus actividades ilegales”, añadió el Presidente, quien se refirió a las estafas en línea y a otros delitos informáticos como ejemplos de los graves problemas de delincuencia recientemente aparecidos que afectan en la actualidad a Asia.

Khoo aseguró que el sistema mundial de comunicación policial de INTERPOL, I-24/7, así como las herramientas y servicios de alcance mundial de esta organización policial constituyen vínculos fundamentales con las policías y las fuerzas del orden de todo el mundo encargadas de investigar la delincuencia a escala internacional. Durante la conferencia se informó a los delegados de que el Complejo Mundial de INTERPOL para la Innovación, que se pondrá en funcionamiento en Singapur en 2014, mejorará la capacidad de los funcionarios policiales para combatir la ciberdelincuencia y demás delitos del siglo XXI, y se reforzará la labor policial a escala mundial mediante la innovación y la capacitación.

“El carácter transfronterizo y global de Internet nos exige adoptar un enfoque preventivo, innovador y planetario en la lucha contra la ciberdelincuencia. Para anticiparnos a los delincuentes del mundo actual, la comunidad policial debe disponer de recursos adecuados y de conocimientos suficientes, y establecer sólidas alianzas con las partes interesadas pertinentes”, destacó el Presidente de INTERPOL.

En este sentido, el papel de las medidas innovadoras y la cooperación policial transnacional en la seguridad regional e internacional centrarán el discurso que, en el marco de la conferencia, pronunciará el Ministro japonés de Estado y Presidente de la Comisión Nacional de Seguridad Pública, Jin Matsubara.

Uno de los puntos relevantes del orden del día de la reunión serán los vínculos entre el tráfico de productos ilícitos y la delincuencia organizada transnacional. Asimismo, se explicará a los delegados que la función que desempeña el sector privado, en colaboración con los 190 países miembros de INTERPOL, es un componente esencial de la campaña mundial para frenar las actividades de los grupos delictivos responsables de la fabricación y distribución de productos ilícitos en Asia y el resto del mundo. Un punto central de contacto para apoyar al sector es el Fondo de INTERPOL para un Mundo más Seguro, que ayudará a las fuerzas policiales de todo el mundo a concebir un sólido programa mundial para luchar contra el tráfico de bienes ilícitos.