All news
|
Print
24 abril 2013 - Media release

Capacitar a los consumidores resulta esencial para combatir la falsificación y el tráfico ilícito de productos, afirma el Jefe de INTERPOL

El organismo policial mundial presenta su herramienta I-Checkit destinada a ayudar a los consumidores a verificar artículos


ESTAMBUL (Turquía) – La participación de los consumidores resulta esencial para que los organismos encargados de la aplicación de la ley puedan proteger a los ciudadanos frente a los peligros que plantean los productos falsos e ilícitos, según declaró el Jefe de INTERPOL en el 7º Congreso Mundial de Lucha contra la Falsificación y la Piratería.

El Secretario General de esta organización policial mundial, Ronald Noble, también hizo hincapié en la necesidad de crear alianzas con el sector privado, tanto en lo referente a conocimientos especializados como a financiación, ya que INTERPOL debe “tener en cuenta las capacidades limitadas de la mayor parte de los Estados para aumentar sus contribuciones financieras con miras a combatir el creciente fenómeno del tráfico ilícito. Asimismo, el sector privado, gravemente afectado por estas actividades delictivas, está dispuesto a participar en nuestras labores a escala mundial encaminadas a luchar contra ellas”.

En este Congreso, que congregó a asistentes procedentes de más de 100 países, entre los que se contaban altos representantes de instancias decisorias estatales, organismos encargados de la aplicación de la ley, servicios de aduanas y el sector privado, Ronald Noble recordó que la prioridad INTERPOL en la lucha contra el tráfico ilícito consiste en proteger la vida de las personas.

“Invitamos a todos los Estados, las fuerzas del orden, las entidades cumplidoras de la ley y los ciudadanos preocupados por este tipo de actividad delictiva o concienciados con la salvaguarda del estado de derecho a que colaboren con nosotros y con nuestros países miembros”, añadió el Secretario General, quien también destacó la colaboración constante con la Organización Mundial de Aduanas, que contribuyó a que tan solo en 2012 se decomisaran bienes falsos por valor de 70.000.000 USD y se practicasen unas 2.000 detenciones en todo el mundo.

Ronald Noble presentó una nueva iniciativa denominada INTERPOL-Checkit (I-Checkit), que consiste en una plataforma diseñada para brindar a los consumidores la oportunidad de contribuir a luchar contra el tráfico ilícito y, lo que es más importante, de protegerse a sí mismos y a sus familias.

“La idea es sencilla: se trata de permitir al consumidor medio comprobar productos en bases de datos mundiales existentes sobre bienes robados o ilícitos”, explicó el Secretario General. “El sistema I-Checkit permitirá a los ciudadanos escanear un artículo utilizando las últimas tecnologías de comunicación a fin de verificar si el productor o el fabricante lo consideran auténtico, y si su venta o su presencia en el mercado es lícita”.

El Secretario General también hizo referencia al desarrollo gradual previsto del sistema I-Checkit para que abarque distintas categorías de artículos, zonas geográficas y tipos de datos. El primer paso consistirá en la integración de las bases de datos de INTERPOL ya existentes sobre vehículos robados y sobre  documentos de viaje robados y perdidos, así como de la futura base sobre artículos de lujo.