Back
|
Print

Corrupción

La corrupción afecta a todas las regiones del mundo y todos los estratos sociales, pero su incidencia es mayor en los países en desarrollo. Cada año, estos últimos sufren pérdidas por valor de 50 a 100 millones de USD como consecuencia de actos de corrupción (según estimaciones de 2004 del Banco Mundial).

La corrupción socava la estabilidad política, social y económica, y merma la confianza en las instituciones y en las autoridades. Asimismo, fomenta la delincuencia transnacional, ya que las actividades ilícitas de los terroristas y los miembros de las organizaciones delictivas se ven favorecidas por la complicidad de funcionarios públicos corruptos. La corrupción es un motivo de especial preocupación para los sistemas policiales y judiciales de todo el mundo, dado que los actos de este tipo cometidos en un país pueden comprometer la marcha de toda una investigación internacional.

La comunidad internacional reconoce claramente la necesidad de seguir trabajando para mejorar la cooperación entre los organismos encargados de la aplicación de la ley, a fin de coordinar la lucha a escala mundial contra la corrupción.

Actividades de INTERPOL

INTERPOL participa en un número creciente de proyectos y alianzas a medida que desarrolla sus capacidades en el ámbito de la lucha contra la corrupción a escala mundial. Sus actividades se centran cada vez más en la prestación de apoyo operativo a sus países miembros.

Tres proyectos principales definen nuestra estrategia:

  •  Recuperación de activos a escala internacional: Estamos elaborando iniciativas para ayudar a los organismos encargados de la aplicación de la ley a restituir los caudales públicos robados a los países víctimas de tales robos. La Iniciativa Mundial de Puntos de Contacto, que cuenta con el apoyo de INTERPOL y Star, es un instrumento esencial en este ámbito, ya que permite a los funcionarios designados para ello en todo el mundo intercambiar información y coordinar mejor sus investigaciones.
  •  Las unidades de lucha contra la corrupción, que están formadas por expertos de INTERPOL y se pueden enviar rápidamente a donde se necesiten a fin de proporcionar ayuda sobre el terreno a las investigaciones en curso relacionadas con la corrupción, prestando así un apoyo operativo específico a los países que lo solicitan.
  •  El Grupo de Expertos de INTERPOL en materia de Corrupción (GEIC), que elabora y aplica nuevas iniciativas destinadas a reforzar la intervención de las fuerzas del orden en el ámbito de la lucha contra la corrupción. Se trata de un grupo multidisciplinario cuyos miembros proceden de todas las regiones del mundo y que coordina y armoniza las distintas maneras de enfocar el problema de la corrupción en los diferentes países y regiones.

Entidades colaboradoras

Somos conscientes de que las complejidades de la corrupción internacional exigen una respuesta multisectorial y transfronteriza. Por ello, mantenemos una estrecha colaboración con toda una serie de entidades, a fin de combatir la corrupción a escala mundial. Entre las actividades desarrolladas figuran el fomento del intercambio de información, el establecimiento de buenas prácticas y la impartición de formación a funcionarios de todo el mundo. La Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción define un marco internacional de incalculable valor para luchar contra la corrupción y sirve de guía para muchas de nuestras iniciativas.

Entre nuestros aliados internacionales figuran los siguientes:

Encuentros

En el marco de nuestros proyectos y alianzas, organizamos diversos actos, como conferencias, reuniones y talleres de formación dirigidos a nuestros socios, los puntos de contacto, los países miembros, los fiscales y los investigadores, o participamos en los que organizan nuestros homólogos.

Definición de corrupción

“La corrupción es cualquier acción u omisión contraria a la ley o a la confianza y cuya finalidad sea el lucro, cometida por una persona u organización, ya sea pública o privada.”

Definición de corrupción elaborada por los expertos de INTERPOL

Supporting the UN Convention against Corruption