All news
|
Print
12 julio 2013

Los “combatientes extranjeros”, eje central de una reunión de INTERPOL sobre la lucha contra el terrorismo

LYON (Francia) – La amenaza que representan los combatientes transnacionales que se desplazan a zonas de conflicto de Próximo Oriente para adquirir experiencia en el combate y recibir formación ha sido el tema de la reunión de trabajo operativa celebrada en la sede de la Secretaría General de INTERPOL.

Este encuentro, organizado por el grupo Fusion Task Force de INTERPOL a petición de los países miembros europeos, congregó a 25 agentes expertos en la lucha contra el terrorismo procedentes de trece países, quienes intercambiaron información sobre casos en vías de investigación o recientemente archivados, evaluación de riesgos, perfil de los sospechosos, redes de reclutamiento y rutas de tránsito, así como sobre el proceso de radicalización y de instigación.

Habida cuenta de que un número cada vez mayor de combatientes transnacionales o “extranjeros” se integran en grupos terroristas que operan en zonas de conflicto de Próximo Oriente, esta reunión de dos días de duración (2 y 3 de julio) permitió a los participantes comprender mejor este peligro creciente y hacerse una idea general del mismo y de la respuesta multilateral necesaria para afrontarlo.

Entre las recomendaciones acordadas por los participantes destaca la elaboración de informes analíticos por parte de INTERPOL, en los que se examine el alcance de la actividad de estos combatientes transnacionales en zonas de conflicto de Próximo Oriente y los factores que facilitan ese proceder, así como la instigación y el reclutamiento.

Los participantes en el acto acordaron asimismo compartir información sobre los desplazamientos inminentes de combatientes transnacionales, para lo cual el grupo Fusion Task Force respalda el intercambio de datos y su difusión a los países en situación de riesgo.

Recomendaron además que se haga un mayor uso de las herramientas y servicios mundiales de INTERPOL, como las difusiones y las notificaciones, en particular las azules, que se publican para solicitar información sobre el paradero y las actividades de una persona.

Creado en 2002 y compuesto por agentes expertos en la lucha contra el terrorismo, el Fusion Task Force de INTERPOL ofrece un enfoque pluridisciplinar para ayudar a los países miembros en las investigaciones relacionadas con el terrorismo mediante una colaboración que se desarrolla realizando proyectos regionales y centrados en las amenazas.

Asistieron a la reunión representantes de los siguientes países: Alemania, Australia, Austria, Azerbaiyán, Bélgica, España, Estados Unidos, Italia, Malasia, Países Bajos, Suecia, Suiza y Turquía.