All news
|
Print
16 mayo 2013

Bombay acoge un curso de INTERPOL destinado a reforzar la capacidad de lucha contra el terrorismo en toda Asia

BOMBAY (India) – El aumento y la mejora de la utilización de las herramientas y servicios de INTERPOL, a fin de potenciar la capacidad y la conectividad operativa, y, de este modo, prevenir y neutralizar las actividades terroristas en la región asiática, fue el tema central del curso del Programa de INTERPOL de Capacitación para la Lucha contra el Terrorismo en Asia, que se impartió en Bombay (India).

El curso, de dos semanas de duración (del 29 de abril al 10 de mayo) y al que asistieron 16 funcionarios encargados de la aplicación de la ley procedentes de Afganistán, Armenia, Azerbaiyán, Brunei, Georgia, India, Kazajstán, Mongolia y Uzbekistán, fue el último de una serie de cursos impartidos en el marco de un programa de tres años, organizado por la Dirección de Capacitación y Formación de INTERPOL y patrocinado por el Departamento de Asuntos Exteriores y Comercio Internacional de Canadá (DFAIT, por sus siglas en inglés). En la tercera fase del programa se reunirá a los participantes para que realicen actividades operativas en puestos fronterizos clave, empezando por una operación prevista a finales de junio en el Sudeste Asiático.

El jefe de la Policía de Bombay, Satyapal Singh, subrayó la necesidad de adoptar un enfoque basado en la policía de proximidad, a fin de combatir más eficazmente las actividades terroristas, y destacó la vital importancia de la cooperación regional y de las herramientas y servicios de INTERPOL.

Uno de los aspectos fundamentales del programa es seguir desarrollando las relaciones entre las Oficinas Centrales Nacionales (OCN), los servicios de aduanas y de seguridad fronteriza, y los expertos en la lucha contra el terrorismo a escala regional, mediante una mejor formación centrada en las buenas prácticas internacionales y en la utilización de las herramientas y servicios de INTERPOL.

El Director de Capacitación y Formación de INTERPOL, Dale Sheehan, también hizo hincapié en la necesidad de que los participantes, al regreso a sus respectivos países, transmitan a sus colegas la experiencia adquirida durante el curso.

El Cónsul General de Canadá en Bombay, Richard Bale, que asistió a la inauguración del curso, declaró lo siguiente: “Los medios que utilizan las organizaciones terroristas son más complejos que nunca. Nuestro mundo altamente tecnológico ha hecho posible la comunicación instantánea con prácticamente cualquier persona, dondequiera que se encuentre. Ello implica que nunca antes las operaciones terroristas contaron con un apoyo y una coordinación tan importantes como ahora. Por ello, es un placer ver a funcionarios de las fuerzas del orden de Asia reunidos para trabajar en la consecución del objetivo común de prevenir y combatir el terrorismo”.

Los formadores del curso impartido en Bombay procedían de diversos órganos de seguridad de la India, entre ellos la policía de Bombay, la Oficina central de investigación (Central Bureau of Investigation) y la Agencia nacional de investigación (National Investigative Agency), así como de la sede de la Secretaría General de INTERPOL, sita en Lyon.