All news
|
Print
08 mayo 2012 - Media release

INTERPOL publica una notificación roja sobre el Vicepresidente de Irak

LYON (Francia) – A petición de las autoridades iraquíes, INTERPOL ha publicado una notificación roja sobre el Vicepresidente de Irak, Tariq Al-Hashemi, acusado de haber encargado y financiado la comisión de actos terroristas en el país.

La notificación roja sobre Al-Hashemi es un aviso regional e internacional por el que se solicita la ayuda de los 190 países miembros de INTERPOL para localizar y detener a esta persona, y ha sido publicada después de que el Consejo Superior de Justicia de Irak expidiera una orden de detención de alcance nacional contra el Vicepresidente del país a raíz de una investigación policial en la que las fuerzas de seguridad se incautaron de material explosivo y detuvieron a varias personas.

Tras la publicación de la notificación roja sobre Tariq Al-Hashemi, la unidad de Apoyo a las Investigaciones sobre Prófugos y el Centro de Mando y Coordinación, que se encuentran en la sede de la Secretaría General de INTERPOL, trabajarán estrechamente con las Oficinas Centrales Nacionales que esta organización internacional tiene en la región y en todo el planeta para reunir y mantener actualizada toda la información pertinente.

“La notificación roja de INTERPOL reducirá significativamente la capacidad de Tariq Al-Hashemi para viajar y atravesar fronteras internacionales. Se trata de un instrumento muy útil que ayudará a las autoridades de todo el mundo a localizarlo y detenerlo”, declaró el Secretario General de la organización policial internacional, Ronald Noble.

Y añadió: “Este caso también demuestra claramente la voluntad de las autoridades iraquíes de trabajar con la comunidad policial mundial por conducto de INTERPOL para aprehender a personas buscadas por delitos graves”.

Estos avisos internacionales contienen datos de identificación e información judicial sobre la persona buscada, y se hacen llegar a todos los países miembros de INTERPOL con el fin de que procedan a la detención de la persona con miras a su extradición.

La notificación roja no es una orden de detención internacional. Sin embargo, muchos países miembros de INTERPOL la consideran equivalente a una solicitud de detención provisional válida, sobre todo si están vinculados al país solicitante por un acuerdo bilateral de extradición. En los casos en que se procede a la detención de la persona buscada en virtud de una notificación roja, son los funcionarios de los cuerpos nacionales de policía de los países miembros de la organización policial mundial quienes la practican.

INTERPOL no puede exigir a ningún país miembro que detenga a la persona objeto de una notificación roja, y toda persona buscada para ser detenida deberá ser considerada inocente hasta que se demuestre su culpabilidad.