All news
|
Print
14 octubre 2011

Curso de INTERPOL para reforzar la capacidad de prevención del bioterrorismo

ALMATY (Kazajstán) – INTERPOL ha impartido un curso regional sobre Bioseguridad que tenía por objetivo reforzar la capacidad de prevención del bioterrorismo y de respuesta en caso de producirse un atentado de este tipo en Asia Central y el Cáucaso.

Este curso de cinco días (10-14 de octubre de 2011), celebrado en Kazajstán, ha contado con la presencia de cerca de 40 alumnos procedentes de los organismos encargados de la aplicación de la ley, los servicios sanitarios y los laboratorios de nueve países, y ha sido la última de una serie de actividades de formación organizadas por la red de expertos del programa de INTERPOL de Prevención del Bioterrorismo con la ayuda de entidades de distintos países tanto policiales como normativas, universitarias y sanitarias, y también con la cooperación de la Organización Mundial de la Salud.

En este curso adquirieron especial protagonismo los ejercicios prácticos, que permitieron a los alumnos aplicar de inmediato la teoría sobre los difíciles conceptos científicos y estratégicos explicados en clase: aspectos específicos de los agentes biológicos, su detección y, lo más importante, cómo, desde una perspectiva común a las fuerzas del orden y la sanidad, prevenir un incidente o un atentado biológico y hacerle frente cuando ya se ha producido.

El curso regional de INTERPOL sobre Bioseguridad, que contó con la ayuda de Canadá y del Centro Internacional de Ciencia y Tecnología, estaba basado en el exitoso modelo inicial de formación de formadores, pero se centró más en el concepto de bioseguridad: en la reducción de la exposición a agentes biológicos potencialmente peligrosos, y en la protección de los centros de investigación legítimos frente al robo de agentes microbianos que pudieran ser transformados en armas biológicas.

En la ceremonia de inauguración del curso Andy Weber, Subsecretario de Defensa al cargo de los programas de protección nuclear, química y biológica de Estados Unidos, destacó la importancia de seguir avanzando en la creación de alianzas mundiales para lograr que la comunidad internacional conceda mayor prioridad a la prevención del peligro biológico, y subrayó la función especial que INTERPOL puede desempeñar en este terreno.