All news
|
Print
29 noviembre 2012

INTERPOL y la Unión Europea unen sus fuerzas para garantizar la seguridad en Libia

LYON (Francia) – Altos funcionarios del Ministerio del Interior de Libia asistieron a la primera reunión del proyecto RELINC de INTERPOL (reconstrucción de la capacidad de Libia en materia de investigación), una iniciativa financiada por la Unión Europea para ayudar a las autoridades libias a desarrollar una capacidad sostenible para determinar los riesgos que se ciernen sobre la seguridad e investigar las actividades de delincuentes y terroristas.

Durante esta reunión de cuatro días de duración (del 19 al 22 de noviembre), celebrada en la sede de la Secretaría General, los debates se centraron en los elementos principales del proyecto, como la concesión de acceso a las bases de datos de INTERPOL a los puestos de control fronterizo libios, y la creación de una unidad de análisis de información policial en el marco del Departamento de  investigación criminal.

El objetivo de este proyecto, surgido tras la revolución de 2011, es ayudar a los organismos libios encargados de la aplicación de la ley a combatir los delitos transnacionales, como el tráfico de armas y drogas y la trata de personas, que generan violencia y amenazan con desestabilizar el país y la región.

Este proyecto comprende siete puntos:

  • realizar una evaluación exhaustiva de los peligros que representan para Libia la delincuencia organizada transnacional y el terrorismo, a fin de ayudar al gobierno y la policía libios a determinar objetivos estratégicos en materia de aplicación de la ley;
  • iniciar la creación de una unidad de análisis de información policial, operativa y sostenible, en el Departamento de investigación criminal de la policía de Libia;
  • asesorar al Departamento de investigación criminal de modo que aproveche todas las ventajas operativas derivadas del apoyo proporcionado por la futura unidad de análisis de información policial;
  • reforzar la capacidad de la Oficina Central Nacional de INTERPOL en Trípoli para que haga un uso óptimo de la red y las herramientas policiales de dicha organización policial;
  • establecer el acceso remoto a las bases de datos de INTERPOL en organismos libios clave encargados de la aplicación de la ley y en puestos fronterizos estratégicos;
  • crear en la sede de la policía libia una base de datos policial modelo para que dicho organismo pueda guardar e intercambiar eficazmente información policial;
  • concienciar a la policía libia sobre las herramientas y mecanismos de cooperación policial internacional proporcionados por INTERPOL e impartirle formación al respecto.

Este proyecto de 18 meses de duración, que se inició en septiembre de 2012, está dirigido por la Oficina del Representante Especial de INTERPOL ante la Unión Europea, con el apoyo de la Subdirección para la Coordinación de las OCN de Próximo Oriente y el Norte de África de la Secretaría General de INTERPOL.