Back
|
Print

Relaciones con los órganos de INTERPOL

Comisión de Control de los Ficheros de INTERPOL

El requisito esencial para el buen funcionamiento de la Comisión es la cooperación recíproca con la Secretaría General, cooperación que no debe menoscabar su independencia. Pero al mismo tiempo, la utilidad que la Comisión puede tener para INTERPOL y para la cooperación policial internacional depende estrechamente de la plena cooperación de las OCN.

Esta dinámica interactiva contribuye a garantizar la calidad de la información tratada por conducto de INTERPOL y, en consecuencia, la eficacia de la cooperación policial internacional.

La Comisión y la Secretaría General

Con arreglo al  artículo 5 (f) del RCI, la Secretaría General debe prestar asistencia a la Comisión.

La Secretaría General debe solicitar el dictamen de la Comisión acerca de cualesquiera acuerdos de cooperación que comporten la realización de operaciones de tratamiento de datos personales, de conformidad con el RCI. Se hará de esta manera especialmente en los casos contemplados en los artículos  20.2 (a) y 21 (a,4) del RTI.

La Comisión deberá examinar los asuntos que supongan la realización de operaciones de tratamiento de datos personales que le presente la Secretaría General en todos los casos contemplados en el RTI con miras a obtener su dictamen sobre la conformidad de dicho tratamiento con los textos normativos de INTERPOL (artículo 25 (1) de las Normas de Funcionamiento de la Comisión).

Además, “[s]in perjuicio de toda medida considerada necesaria y autorizada por los textos normativos de INTERPOL, en cuanto reciba las solicitudes la Secretaría General las enviará a la Comisión” (artículo 8 de las Normas de Funcionamiento).

“La Comisión enviará a la Secretaría General una copia de las solicitudes en las que se recuse el tratamiento en los ficheros de INTERPOL de información relativa a la persona objeto de la solicitud o en las que se suscite un problema relativo al tratamiento de la información en los ficheros de la Secretaría General para, llegado el caso, proceder a su examen, de conformidad con el artículo 16(1) de las presentes Normas” (artículo 7 de las Normas de Funcionamiento).

La Secretaría General está obligada a comunicar la lista de los ficheros utilizados en la sede, además de cualquier otra información que la Comisión pueda necesitar para el desempeño de sus funciones ( artículo 5 (f,2) del RCI).

La secretaría de la Comisión debe efectuar o encargar que se efectúen todas las tareas relacionadas con la administración de la Comisión, pero debe actuar como interfaz y coordinadora entre la Comisión y la Secretaría General en lo tocante al trabajo de la Comisión.

La Secretaría General también está obligada a prestar asistencia a la Comisión (véase el  artículo 5 (f) del RCI), en particular dotándola del presupuesto necesario para el desempeño de sus funciones, permitiéndole acceder a los ficheros, ayudándola a organizar reuniones, tomando todas las medidas necesarias para garantizar su independencia y asumiendo su secretaría (véase el  artículo 7 del RCI).

La Comisión y las Oficinas Centrales Nacionales

De conformidad con el  artículo 11 (a) del RCI, la Comisión puede contactar con las OCN pertinentes a fin de solicitarles su autorización expresa para comunicar a un solicitante la información de carácter personal que INTERPOL posea sobre él.

En términos generales, de conformidad con el  artículo 5 (e,4) del RCI y con las Normas de Funcionamiento de la Comisión (artículo 14 (1)), la Comisión puede consultar a las OCN para llevar a cabo su labor.

Por otra parte, la Comisión ha declarado que, si lo considera necesario, es su deber dar a conocer sus dictámenes sobre las solicitudes o cuestiones generales a las OCN concernidas.

La Comisión y el Comité Ejecutivo

La Comisión puede decidir en cualquier momento consultar al Comité Ejecutivo para desempeñar adecuadamente sus tareas ( artículo 5 (e,4) del RCI).

No obstante, solo tras haber consultado a la Secretaría General podrá dirigirse al Comité Ejecutivo para que este tome en su caso las medidas apropiadas ( artículo 6 (c) del RCI).

Anualmente la Comisión elabora un informe de sus actividades, que presenta al Comité Ejecutivo ( artículo 6(d) del RCI).

La Comisión y la Asamblea General

El informe anual de la Comisión se presenta a la Asamblea General, junto con los comentarios que desee añadir el Comité Ejecutivo. Previa autorización de este último, la Comisión podrá presentar ella misma el informe anual ante la Asamblea General ( artículo 6 (d) del RCI).