All news
|
Print
03 junio 2013

El refuerzo de la cooperación para combatir los delitos contra el medio ambiente, tema central de una reunión de INTERPOL

LYON (Francia) – A fin de reforzar la colaboración futura con los países miembros y con socios internacionales en el ámbito de los delitos contra el medio ambiente, INTERPOL ha organizado una visita de reconocimiento a la sede de su Secretaría General, sita en Lyon.

Esta visita de cuatro días (del 13 al 16 de mayo), organizada por el Programa sobre Delitos contra el Medio Ambiente, congregó a 16 representantes de los países miembros y de organizaciones regionales, internacionales y no gubernamentales con el objetivo de proporcionarles más información sobre las herramientas, servicios y operaciones de alcance mundial de INTERPOL y debatir con ellos las posibilidades de cooperación en relación con próximos proyectos y actividades.

El principal objetivo de la reunión era congregar a los responsables de la lucha contra ese tipo de delitos de cada país u organización y discutir con ellos sobre las ventajas y oportunidades excepcionales que INTERPOL ofrece para propiciar las iniciativas de defensa del medio ambiente a escala mundial.

Se brindó a los participantes la oportunidad de conocer de primera mano las instalaciones de INTERPOL, lo que incluyó una visita al Centro de Mando y Coordinación, operativo 24 horas al día, y una presentación sobre el Complejo Mundial de INTERPOL para la Innovación que se está creando en Singapur. Asimismo, los visitantes conocieron las herramientas y los servicios que ofrece la organización policial mundial, como el sistema de comunicación policial protegida, denominado
I-24/7, examinaron los diversos ámbitos delictivos en relación con los cuales INTERPOL ofrece su apoyo a las fuerzas del orden de todo el mundo y, reflexionaron sobre la manera óptima de utilizar estas herramientas y estos servicios para combatir los delitos contra el medio ambiente, a partir de casos concretos extraídos de anteriores operaciones internacionales.

Gracias a este encuentro para debatir problemas comunes los participantes pudieron determinar los obstáculos que hay que superar para lograr una cooperación fructífera en el futuro, entre ellos la comunicación insuficiente y la imposibilidad de acceso por parte de los policías de primera línea a las herramientas de INTERPOL. Se formularon una serie de recomendaciones, que se transmitirán a los 190 países miembros de la organización policial mundial.

Asistieron a la reunión representantes de China, Kenia, Nepal, Tailandia, Reino Unido y Estados Unidos; de redes regionales, como el Equipo Especial del Acuerdo de Lusaka (LATF), la red de Asia Meridional para la aplicación de las leyes de protección de especies silvestres (SAWEN), y la red de la asociación del Sureste Asiático para la aplicación de las leyes de protección de especies silvestres (ASEAN-WEN); de organizaciones internacionales, como el Consorcio Internacional para Combatir los Delitos contra la Vida Silvestre (ICCWC), y de las organizaciones no gubernamentales Freeland Foundation y el Fondo Internacional para el Bienestar de los Animales (IFAW).