All news
|
Print
26 agosto 2010 - Media release

La operación MAMBA III en África Oriental refuerza la lucha contra los medicamentos falsificados, apoyada por el proyecto IMPACT de INTERPOL

LYON (Francia) – Una operación internacional conjunta contra los productos médicos falsificados y los delitos farmacológicos, llevada a cabo en África Oriental, ha dado como resultado el decomiso de al menos diez toneladas de productos médicos falsos e ilícitos y la detención de más de ochenta personas presuntamente implicadas en la fabricación y la venta o tráfico ilícitos de productos médicos falsificados y desviados.

En la operación MAMBA III (julio-agosto de 2010) han participado las autoridades policiales, los servicios de aduanas y los organismos reguladores en materia de fármacos de Burundi, Kenia, Ruanda, Tanzania, Uganda y Zanzibar, con la coordinación de INTERPOL y bajo los auspicios del Grupo Especial Internacional contra la Falsificación de Productos Médicos (IMPACT, por sus siglas en inglés) de la Organización Mundial de la Salud. La Autoridad de Singapur en materia de Ciencias de la Salud facilitó sus laboratorios para proporcionar ayuda forense a esta operación, apoyada también por la Organización Mundial de Aduanas. Es la tercera operación de este tipo en tres años destinada a frenar la fabricación y distribución de productos médicos falsos en África Oriental.

El Jefe de la Unidad contra la Falsificación de Productos Médicos y los Delitos Farmacológicos (MPCPC, por sus siglas en inglés) de INTERPOL, Aline Plançon, declaró que para detener la marea de productos médicos falsos, peligrosos y desviados es necesaria una estrecha colaboración entre el sector sanitario, los organismos encargados de la aplicación de la ley, las organizaciones internacionales y las organizaciones no gubernamentales. Asimismo, animó a que en este ámbito “se efectúe un intercambio de información más sistemático a fin de poner en común los conocimientos especializados, las experiencias, los recursos, la información policial y el apoyo técnico”.

“La operación MAMBA III demuestra que trabajando juntos, los países pueden tomar medidas concretas sobre el terreno para frenar un tipo de delito que sigue siendo de bajo riesgo y de alta rentabilidad para los delincuentes implicados, y que representa un verdadero peligro para los ciudadanos.”

En esta operación de dos meses de duración, se llevaron a cabo inspecciones o redadas en 300 locales de los países participantes y las investigaciones siguen en marcha tras el decomiso de medicamentos básicos falsificados como vacunas, medicamentos contra la malaria y antibióticos. Los agentes de las fuerzas del orden decomisaron, asimismo, grandes cantidades de medicamentos propiedad de las administraciones nacionales que habían sido desviados al mercado ilícito para su reventa.

Los productos médicos falsificados y no regulados cada vez son más sofisticados y más peligrosos y fáciles de encontrar para los ciudadanos en cualquier parte del mundo, especialmente en África. “La operación MAMBA III también habrá constituido la plataforma que se necesitaba para ampliar la concienciación, los recursos y los esfuerzos educativos imprescindibles para ganar terreno a los falsificadores en los próximos años,” declaró Aline Plançon, quien añadió que la Secretaría de la Comunidad del África Oriental tendrá que desempeñar una función esencial en este ámbito a escala regional.

Representantes de los países participantes se reunirán en Zanzíbar la próxima semana (1 y 2 de septiembre) con objeto de analizar y aprovechar los resultados de la operación MAMBA III, así como de armonizar la estrategia de la región contra los productos médicos falsificados y no regulados.