All news
|
Print
03 abril 2009 - Media release

INTERPOL y la Organización Mundial de Aduanas lanzan varias operaciones contra las redes de falsificación existentes en toda América del Sur

LYON (Francia) – En una serie de operaciones coordinadas por INTERPOL y la Organización Mundial de Aduanas (OMA) y desarrolladas en toda América del Sur se han decomisado artículos falsos y pirateados por valor de más de 131 millones de USD.

En el marco de la operación JUPITER, funcionarios de policía y aduanas de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay, Perú y Uruguay llevaron a cabo 299 operaciones coordinadas de aplicación de la ley, que condujeron a 311 detenciones y a la recuperación de toda una serie de productos peligrosos, entre ellos medicamentos falsos potencialmente mortales, alimentos falsificados, artículos eléctricos y productos agroquímicos.

A lo largo de los tres meses que duró la operación, realizada de julio a septiembre de 2008, se decomisaron asimismo más de 34 kilos de derivados de la cocaína y cerca de 1.500 kilos de marihuana.

“El éxito de la operación muestra claramente que al coordinar las actuaciones de los servicios policiales y aduaneros sobre el terreno se obtienen resultados concretos, mejorando el intercambio de información y la intervención conjunta de los organismos encargados de la aplicación de la ley, lo que a su vez genera detenciones y decomisos,” declaró Jean-Michel Louboutin, Director Ejecutivo de Servicios Policiales de INTERPOL. “Nuestra cooperación ininterrumpida con la Organización Mundial de Aduanas y con los organismos aduaneros y policiales de ámbito nacional es una garantía de que las personas implicadas en actividades delictivas organizadas de índole transnacional tendrán cada vez más dificultades para permanecer en la clandestinidad.”

INTERPOL y la OMA colaboraron con los países participantes a fin de identificar a los grupos delictivos organizados de carácter transnacional implicados en el tráfico transfronterizo, y de utilizar los recursos disponibles en consecuencia. Seguidamente, las autoridades policiales y de aduanas de cada país lanzaron investigaciones e intervenciones conjuntas para perturbar tales actividades delictivas, a menudo complejas.

“Estas operaciones resultaron un éxito debido al apoyo activo de los organismos encargados de la aplicación de la ley de cada uno de los siete países participantes y a la voluntad de dedicar importantes recursos a tales investigaciones,” afirmó Michael Schmitz, Director de Control y Facilitación de la OMA. “Sus esfuerzos son dignos de elogio y son una clara demostración de su deseo de garantizar la protección de sus ciudadanos.”

Un aspecto importante de la operación JUPITER fue la estrecha cooperación y el apoyo prestados a los investigadores por parte del sector privado. “Las alianzas de este tipo entre los sectores público y privado son fundamentales para poner a los falsificadores en manos de la justicia, a la vez que permiten proteger a los creadores, trabajadores y consumidores que depositan su confianza en la protección de la propiedad intelectual,” señaló Mark T. Esper, Vicepresidente Ejecutivo del Global Intellectual Property Center (centro mundial en materia de propiedad intelectual) de la Cámara de Comercio estadounidense.

Desde la primera fase de la operación JUPITER, llevada a cabo en 2005 y en la que participaron solo tres países, las sucesivas operaciones organizadas en toda la región han conducido hasta la fecha a cerca de 700 detenciones y al decomiso de artículos cuyo valor estimado asciende a 290 millones de USD.