All news
|
Print
12 diciembre 2008 - Media release

INTERPOL envía a un equipo de investigación sobre prófugos para localizar a 151 evadidos de una cárcel de Liberia

LYON (Francia) – Una unidad de gestión de crisis de INTERPOL viajará próximamente a Liberia para prestar ayuda a las autoridades nacionales encargadas de la aplicación de la ley y a la Oficina Central Nacional de INTERPOL en Monrovia, tras la evasión de 202 reclusos de la prisión de “South Beach”, situada en la capital del país.

Gracias a la rápida actuación de las autoridades liberianas, ya han sido detenidos 51 prófugos, pero otros 151 siguen en libertad. Los evadidos, que habían sido condenados por diversos delitos, entre ellos asesinato y tentativa de asesinato, robo a mano armada y con fuerza en las cosas, hurto y violación, constituyen un peligro manifiesto para la seguridad pública.

En la huída se destruyó gran parte de la documentación sobre los reclusos, lo que dificulta la investigación encaminada a su identificación y localización. La unidad de INTERPOL, integrada por funcionarios de la Unidad de Apoyo a las Investigaciones sobre Prófugos, del Centro de Mando y Coordinación y de la Oficina Regional de INTERPOL en Abiyán (Côte d’Ivoire), prestará ayuda a la Oficina Central Nacional y a otros organismos liberianos encargados de la aplicación de la ley en relación con esta investigación.

“Es evidente que Liberia está haciendo todo lo que puede a escala nacional e internacional para capturar a los evadidos”, ha declarado el Director Ejecutivo de Servicios Policiales de INTERPOL, Jean-Michel Louboutin. “INTERPOL y todos los países miembros le prestarán su apoyo para lograrlo. La respuesta de las fuerzas del orden a escala regional y mundial debe ser rápida y global, a fin de garantizar que los prófugos sean detenidos lo más rápidamente posible”.

La unidad de gestión de crisis de INTERPOL también colaborará estrechamente con la Misión de las Naciones Unidas en Liberia, que ha encomendado a una parte de sus efectivos la tarea de capturar a los evadidos.

Una vez que se haya recopilado la información sobre la identidad de los fugados que continúan en libertad, la unidad de gestión de crisis de INTERPOL ayudará a la OCN de Monrovia a preparar la solicitud de publicación de notificaciones rojas (sobre personas buscadas a escala internacional) a su nombre, lo que aumentará las posibilidades de localizar y detener con rapidez a esos peligrosos delincuentes.

El Centro de Mando y Coordinación (CCC) de INTERPOL, activo las 24 horas del día y situado en la sede de la Organización, que se encuentra en Lyon (Francia), ha mantenido un contacto constante con la OCN de Monrovia a fin de apoyar plenamente a las autoridades liberianas tras los hechos ocurridos el 1 de diciembre. El CCC envió un aviso de advertencia a los países vecinos, y la Oficina Regional de Abiyán está prestando un apoyo y una ayuda permanentes.

Una unidad de gestión de crisis de INTERPOL, compuesta por lo general de funcionarios policiales y personal de apoyo especializados, escogidos en función del carácter concreto del incidente, puede enviarse a cualquier parte del mundo, tras ser informada de su misión y equipada para el caso, en un plazo de 24 horas desde el momento en que el país miembro la solicita. La primera de tales unidades viajó a Bali en 2002, tras los atentados perpetrados en esa ciudad y, desde entonces, INTERPOL ha enviado a todo el mundo a más de 40 unidades, proporcionado así ayuda especializada sobre el terreno en relación con catástrofes naturales o provocadas por el hombre.