All news
|
Print
12 junio 2008 - Media release

La policía serbia detiene a un prófugo objeto de una notificación roja de INTERPOL acusado de crímenes de guerra

Las autoridades serbias han confirmado la detención, ocurrida el pasado miércoles cerca de Belgrado a manos de la policía serbia, de un antiguo mando serbobosnio que participó en el conflicto de los Balcanes, buscado por un tribunal para crímenes de guerra de las Naciones Unidas y objeto de una notificación roja de INTERPOL o notificación internacional sobre personas buscadas.

Stojan Zupljanin, de 56 años, ha sido acusado por el Tribunal Penal Internacional de la ONU para la ex Yugoslavia de crímenes de guerra contra la humanidad por haber supervisado campos de prisioneros en Bosnia-Herzegovina durante la guerra civil que tuvo lugar de 1992 a 1995. Zupljanin era uno de los cuatro prófugos aún buscados por este tribunal, junto con Ratko Mladic, Radovan Karadzic y Goran Hadzic.

Zupljanin, que en el momento de su detención utilizaba un nombre falso, ha podido ser identificado gracias a una comparación de perfiles de ADN. INTERPOL facilitó las comparaciones iniciales de huellas dactilares y fotografías tras un intenso intercambio de mensajes y material de identifiación efectuado entre su Unidad de Apoyo a las Investigaciones sobre Prófugos de la Secretaría General, sita en Lyon (Francia), y sus Oficinas Centrales Nacionales de Belgrado y Sarajevo, con el apoyo de su Centro de Mando y Coordinación, operativo las 24 horas del día.

“La detención de esta persona demuestra que los presuntos criminales de guerra prófugos no escapan a la aplicación de la ley, y esto supone otro paso importante para garantizar que los autores de crímenes de guerra tengan que dar cuenta de sus actos”, declaró Jean-Michel Louboutin, Director Ejecutivo de Servicios Policiales de INTERPOL.

Zupljanin fue encausado por primera vez en 1999 por genocidio, pero esta acusación formal fue cambiada después por la de crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad. Primero deberá comparecer ante un tribunal local para ser informado de la nueva acusación antes de ser extraditado al Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia, con sede en La Haya.

La 37a Conferencia Regional Europea de INTERPOL concluyó el pasado 30 de mayo con una recomendación a todas las OCN de los 186 países miembros de esta organización internacional para que prestasen la más amplia asistencia posible con miras a localizar y detener a los cuatro prófugos aún buscados por el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia antes de su cierre, previsto para diciembre de 2008.

La aprehensión de Zupljanin es la última de toda una serie de detenciones producidas gracias a la estrecha colaboración entre los tribunales penales internacionales, la Unidad de Apoyo a las Investigaciones sobre Prófugos y las Oficinas Centrales Nacionales de INTERPOL de todo el mundo. El pasado año el diligente apoyo de INTERPOL permitió que cuatro hombres reclamados por el Tribunal Penal Internacional para Ruanda pasasen a disposición judicial.