All news
|
Print
08 julio 2013

La visita del jefe de la policía española a INTERPOL refuerza su compromiso con la cooperación policial internacional

LYON (Francia) – El aumento de la cooperación policial internacional mediante un mayor apoyo a las actividades de formación en beneficio de INTERPOL y de sus países miembros fue el centro de las conversaciones que mantuvieron el Director General de Policía de España, Ignacio Cosido Gutiérrez, y el Secretario General de INTERPOL, Ronald Noble, en la sede de la Secretaría General de INTERPOL.

Esta visita brindó la oportunidad de analizar los problemas comunes relacionados con la delincuencia y las necesidades de la policía en los 190 países miembros de INTERPOL, en particular en lo que respecta a formación y capacitación, tráfico de drogas, ciberdelincuencia, delincuencia económica y financiera, y tráfico de productos ilícitos y falsificación.

Además, el Director General ofreció los servicios de la Policía Nacional española para ayudar a los países miembros de INTERPOL en el ámbito de la formación y capacitación, con objeto de mejorar las competencias policiales en regiones como América Central y del Sur y África del Norte.

“Si la policía y otros organismos de todo el mundo encargados de la aplicación de la ley no tienen las competencias necesarias para proteger a sus países y regiones, se crea un punto débil que las organizaciones delictivas internacionales pueden explotar”, afirmó el Sr. Cosido Gutiérrez.
 
Ronald Noble destacó la función activa de España en la lucha contra la delincuencia transnacional, en particular mediante su participación en una serie de operaciones lideradas por INTERPOL centradas en el tráfico de drogas y de personas y en la venta en línea de medicamentos ilícitos.

“La activa participación de España en las iniciativas policiales internacionales ha tenido una influencia positiva en la seguridad a escala nacional, regional y mundial. En esta época de aumento de la delincuencia organizada transnacional, la policía española tiene claro que colaborar con INTERPOL y sus homólogos en todo el mundo es crucial, y no solo para la seguridad de Europa”, añadió el Secretario General de INTERPOL.

España se unió a los cerca de 100 países de todo el mundo que participaron en la operación PANGEA VI de INTERPOL, gracias a la cual se cerraron farmacias en línea ilegales que vendían medicamentos falsos o de mala calidad a consumidores desprevenidos. En total, se incautaron 9,8 millones de medicamentos potencialmente peligrosos valorados en 41 millones de dólares.
 
En diciembre de 2012, los organismos españoles encargados de la aplicación de la ley participaron en la operación OPSON II para combatir las redes delictivas transnacionales que estaban detrás del comercio ilícito de alimentos y bebidas adulterados o de calidad insuficiente. La operación concluyó con el decomiso de más de 200 toneladas de productos alimenticios adulterados o potencialmente peligrosos.

La delegación española, formada por el Comisario Principal y Jefe de la Unidad de Cooperación Policial Internacional, Francisco Aranda, y los consejeros del Director General, Isidoro Zamorano y Luis de Eusebio, también recibió información sobre el Complejo Mundial de INTERPOL para la Innovación, dotado de una tecnología puntera, cuya inauguración está prevista en 2014, en Singapur, y que aumentará la capacidad tecnológica de INTERPOL.