All news
|
Print
02 julio 2012

La policía belga difunde la grabación de una cámara de seguridad para intentar identificar a los autores de un robo violento

La policía belga ha hecho públicas las imágenes de una cámara de seguridad para identificar a tres hombres buscados en relación con el robo violento de una joyería en el que la propietaria y su marido resultaron heridos de gravedad.

El lunes 4 de junio, en torno a las 10.00 horas, dos hombres entraron en una joyería sita en la localidad de Vlasmark/Dendermonde, para vender un collar. Uno de los hombres se presentó como un tal Ivan Stoyshev – Varna, si bien no mostró ningún documento que lo acreditase.

Ese mismo día, más tarde, en torno a las 16.30 horas, los mismos hombres regresaron al establecimiento y dijeron desear vender otro collar; uno de los hombres golpeó a la propietaria, dejándola inconsciente en el suelo. El segundo golpeó al marido y lo empujó hasta la trastienda, donde le golpeó en la cabeza con la culata de una pistola.

A continuación entró en la tienda un tercer hombre; los dos propietarios y un empleado de la limpieza que se encontraba en la trastienda fueron atados con cinta adhesiva. Un cuarto sospechoso penetró en el establecimiento y robó grandes cantidades de joyas, entre ellas un exclusivo reloj de oro con diamantes engarzados y una moneda de Napoleón.

La descripción física del primer sospechoso, que llevaba una pistola, es la siguiente: 1,90 metros de estatura, de constitución sólida, con cabello corto y castaño y vestido con un jersey claro, pantalones azules de trabajo y zapatos oscuros. El segundo sospechoso mide aproximadamente 1,80 metros, es corpulento y tiene un vientre protuberante y el cabello muy corto y oscuro; llevaba un chándal con el logo de la marca Puma y calzado deportivo de color claro. El tercero mide aproximadamente 1,85 metros, es robusto, con cabello muy corto y oscuro, y llevaba gafas con montura metálica, una chaqueta oscura, pantalones azules y zapatos de colores claros. El cuarto tiene el cabello rubio y rizado (no hay imágenes disponibles). Se cree que los cuatro proceden de Europa del Este.

Se ruega a toda persona que posea información sobre los presuntos autores se ponga en contacto con la policía nacional de su país, la Oficina Central Nacional de INTERPOL en Bruselas o la Unidad de INTERPOL de Apoyo a las Investigaciones sobre Prófugos.