All news
|
Print
04 junio 2012 - Media release

INTERPOL elogia la cooperación policial internacional que ha conducido a la rápida detención del presunto asesino canadiense

LYON (Francia) ‒ La detención en Alemania de Luka Rocco Magnotta, un ciudadano canadiense de 29 años sospechoso de asesinato y objeto de una notificación roja (un aviso para la búsqueda de prófugos a escala internacional) de INTERPOL, pone de relieve la función esencial que desempeña la cooperación policial internacional en las investigaciones sobre prófugos, declaró un alto funcionario de INTERPOL.

El 31 de mayo, a petición de las autoridades canadienses, INTERPOL publicó una notificación roja sobre Magnotta, buscado, con miras a su detención, por el asesinato de un hombre y el envío de partes del cadáver de este a varios destinatarios canadienses. Las autoridades alemanas han confirmado la detención de Magnotta en Berlín hoy lunes 4 de junio.

El Centro de Mando y Coordinación de INTERPOL, operativo permanentemente, envió la notificación roja en las cuatro lenguas oficiales de la organización policial -árabe, francés, ingles y español- a todos y cada uno de los 190 países miembros, ya que se sospechaba que Magnotta, también conocido como Eric Clinton Newman y Vladimir Romanov, había huido de Canadá con destino a Francia.

A continuación, INTERPOL Canadá y las Oficinas Centrales Nacionales de INTERPOL interesadas comenzaron a poner en común los datos policiales sobre el paradero de Magnotta. En vista de la peligrosidad del presunto asesino, toda la información del caso fue tratada con carácter prioritario por la Subdirección de Apoyo a las Investigaciones sobre Prófugos y el Centro de Mando y Coordinación de INTERPOL, que se encuentran en la sede de la Secretaría General, sita en Lyon (Francia).

En todo momento la sede de la Secretaría General de INTERPOL ha permanecido en contacto con las Oficinas Centrales Nacionales de todo el mundo afectadas por este caso, así como con las unidades especializadas en investigaciones sobre prófugos, a fin de garantizar el flujo continuo de información policial, con miras al seguimiento de posibles pistas, proporcionadas tanto por los organismos encargados de la aplicación de la ley como por los ciudadanos.

“La detención de Magnotta demuestra las ventajas del intercambio de información sobre prófugos peligrosos, supuestamente huidos a otros países, a través de la red de Oficinas Centrales Nacionales de INTERPOL en todo el mundo. La policía sabe que la mejor manera de capturar a los prófugos en cualquier parte del mundo es utilizar las herramientas y servicios de INTERPOL”, declaró el Jefe de la Subdirección de Apoyo a las Investigaciones sobre Prófugos de INTERPOL, Stefano Carvelli.

Y añadió, “INTERPOL felicita a todas las autoridades de Canadá, Francia, Alemania y otros países, así como a sus Oficinas Centrales Nacionales por la labor que han realizado conjuntamente y que ha dado lugar a la rápida detención de esta persona buscada por la justicia”.

Las notificaciones rojas de INTERPOL sirven para comunicar a las fuerzas policiales de todo el mundo que un sospechoso es objeto de búsqueda en un país miembro y para solicitar la detención preventiva del mismo con miras a su extradición.