All news
|
Print
13 diciembre 2010 - Media release

La cooperación policial internacional da lugar a la detención en Ámsterdam de un presunto pederasta reincidente

El sospechoso fue detenido gracias a la colaboración con la red mundial de INTERPOL para la identificación de víctimas


LYON (Francia) – La Policía de Ámsterdam ha iniciado una amplia investigación sobre un caso de delitos sexuales contra menores en el que presuntamente estaba implicado un maestro sustituto de preescolar. Gracias a la cooperación internacional de las fuerzas del orden, efectuada a través de INTERPOL, esta persona pudo ser detenida por haber abusado de más de 50 niños de muy corta edad.

La investigación dio comienzo después de que la familia de un menor lo identificase por una imagen difundida el 7 de diciembre, a petición de la Policía Nacional de los Países Bajos, por la televisión de este país.

La imagen de la víctima pertenecía  a una serie que mostraba la violación de un niño de menos de cinco años de edad, y fue decomisada durante una operación efectuada en Estados Unidos por funcionarios del servicio de inmigración y control de aduanas (ICE) e introducida en la Base de Datos Internacional sobre Explotación Sexual de Niños de la Secretaría General de INTERPOL, sita en Lyon. Los especialistas en identificación de víctimas de la Policía Nacional de los Países Bajos determinaron la identidad del menor tras haber recibido la imagen a través de la red de INTERPOL de identificación de víctimas asociada a la citada base de datos.

Las imágenes ya decomisadas de esta misma serie de delitos han sido agregadas a esta base de datos por especialistas en identificación de víctimas del Centro Nacional de Coordinación contra la Explotación de Menores de la Real Policía Montada de Canadá.

“Este caso prueba claramente que la llamada “pornografía infantil” solo se puede producir cometiendo delitos sexuales contra menores y que el comercio global de estas imágenes solo se puede reprimir mediante la cooperación internacional a través de conductos mundiales, como los que facilita el equipo de INTERPOL de identificación de víctimas”, declaró Bernard Rossbach, Director de Delincuencia Especializada de esta organización policial.

Los funcionarios de la fiscalía de los Países Bajos afirmaron que el sospechoso, un hombre de 27 años conocido como Robert M, confesó haber abusado sexualmente de docenas de niños y en su domicilio se halló también una gran cantidad de imágenes de ese tipo de delitos.

La Base de Datos Internacional sobre Explotación Sexual de Niños, gestionada desde la sede de la Secretaría General de INTERPOL, es un potente instrumento de investigación e información policial que permite a los especialistas en identificación de víctimas de todo el mundo intercambiar datos para su análisis con miras a descubrir la identidad y el paradero de los menores que han sufrido estos delitos.

Esta base de datos cuenta con el respaldo del G8 y con financiación de la Unión Europea y utiliza un sofisticado programa de comparación de imágenes que permite establecer relaciones entre las víctimas y los lugares. Los citados especialistas pueden acceder a ella a través del sistema mundial de comunicación policial de INTERPOL I-24/7.